Скачать презентацию 5 de febrero del 2012 V Domingo Tiempo Скачать презентацию 5 de febrero del 2012 V Domingo Tiempo

e9e5bd6ef5944a9911c42921f6207669.ppt

  • Количество слайдов: 8

5 de febrero del 2012 V Domingo Tiempo Ordinario –BMúsica: “Paulus” de Mendelsshon 5 de febrero del 2012 V Domingo Tiempo Ordinario –BMúsica: “Paulus” de Mendelsshon

Jb 7: 1 -4, 6 -7 La vida del hombre sobre la tierra es Jb 7: 1 -4, 6 -7 La vida del hombre sobre la tierra es como un servicio militar, y sus días, como los de un jornalero; como esclavo, suspira por la sombra, como jornalero, espera su salario. Meses de desengaño me han tocado y noches de sufrimiento me han caído en suerte. Al acostarme digo: «¿Cuándo será de día? » La noche se me hace interminable y las pesadillas me acosan hasta el amanecer. Mis días corren más que la lanzadera, se han acabado al terminarse el hilo. Recuerda que mi vida es un soplo, que mis ojos no volverán a ver la dicha. Job y su esposa

Salmo 146 Alabad al Señor que sana los corazones destrozados. ¡Qué bueno es cantar Salmo 146 Alabad al Señor que sana los corazones destrozados. ¡Qué bueno es cantar a nuestro Dios, qué agradable y merecida su alabanza! El Señor reconstruye Jerusalén, congrega a los dispersos de Israel;

Alabad al Señor que sana los corazones destrozados. Sana a los que tienen quebrantado Alabad al Señor que sana los corazones destrozados. Sana a los que tienen quebrantado el corazón, y venda sus heridas; cuenta el número de las estrellas, y llama a cada una por su nombre.

Alabad al Señor que sana los corazones destrozados. Grande es nuestro Señor, omnipotente, su Alabad al Señor que sana los corazones destrozados. Grande es nuestro Señor, omnipotente, su sabiduría no tiene límite. El Señor levanta a los humildes.

1 C 9: 16 -19, 22 -23 Porque anunciar el evangelio no es para 1 C 9: 16 -19, 22 -23 Porque anunciar el evangelio no es para mí un motivo de gloria; es una obligación que tengo, ¡y pobre de mí si no anunciara el evangelio! Merecería recompensa si hiciera esto por propia iniciativa, pero si cumplo con un encargo que otro me ha confiado ¿dónde está mi recompensa? Está en que, anunciando el evangelio, lo hago gratuitamente, no haciendo valer mis derechos por la evangelización. Siendo como soy plenamente libre, me he hecho esclavo de todos, para ganar a todos los que pueda. Me he hecho débil con los débiles, para ganar a los débiles. He tratado de adaptarme lo más posible a todos, para salvar como sea a algunos. Y todo esto lo hago por el evangelio, del cual espero participar. ¡Ay de mí si no predico el EVANGELIO !

Evangelio, Mc 1, 29 -39 Jesús tomó nuestras dolencias y cargó con nuestras enfermedades. Evangelio, Mc 1, 29 -39 Jesús tomó nuestras dolencias y cargó con nuestras enfermedades. Cafarnaún población donde vivía Simón Pedro.

Lectura del evangelio según san Marcos , 1 -29 -39 Al salir de la Lectura del evangelio según san Marcos , 1 -29 -39 Al salir de la sinagoga, Jesús se fue inmediatamente a casa de Simón y de Andrés, con Santiago y Juan. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre. Le hablaron en seguida de ella, y él se acercó, le tomó de la mano y la levantó. La fiebre le desapareció y se puso a servirlos. Al atardecer, cuando ya se había puesto el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados. La población entera se agolpaba a la puerta. El curó entonces a muchos enfermos de diversos males y expulsó a muchos demonios, pero a éstos no los dejaba hablar, pues sabían quien era. Muy de madrugada, antes del amanecer, se levantó, salió, se fue a un lugar solitario y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron en su busca. Cuando lo encontraron, le dijeron: –Todos te buscan. Jesús les contestó: –Vamos a otra parte, a los pueblos vecinos, para predicar también allí, pues para esto he venido. Y se fue a predicar en las sinagogas judías por toda Galilea, expulsando los demonios. Excavaciones de Cafarnaúm. Memorial de San Pedro. Edificación actual para proteger los restos donde las investigaciones arqueológicas han determinado que es la casa de san Pedro.